Qué son los embudos de venta

Cómo los embudos de conversión nos ayudan a vender más es una pregunta que a menudo sale en las conversaciones con amigos del sector.

Un embudo de conversión es el proceso natural por el que pasa todo usuario antes de comprar un producto/servicio. Creemos que el proceso es ver un producto y comprarlo. Nada más lejos de la realidad.

El proceso es el siguiente: una persona te conocerá porque te habrá visto en una red social, porque le habrán hablado de ti, etc. verá tu web, alguna entrada de tu blog, tus productos o servicios… si le gusta lo que ve en ese primer momento tal vez comience a seguirte. Por tanto de los que te conocen sólo un porcentaje se verá a atraído por algún aspecto de tu negocio, producto o servicio. Imaginemos que un día te conocen 1000 personas pero sólo “enganchas” a 200. Estos 200 son los que se suscriben a tu newsletter, le dan al “like” en tu fan page de Facebook…

Con el tiempo y sólo si le aportas mucho valor a esos 200, un tanto por ciento de estos empezará a confiar en tu negocio y en ti como un candidato a ser proveedor suyo. Digamos que por ejemplo, un 20% empezarán a confiar en ti y a considerarte como posible proveedor. Esto es: 40 personas.

Con el tiempo, y si te has portado bien con esas personas que te siguen, le has dado buen contenido, le has ayudado de manera desinteresada a tener éxito… un trabajo más satisfactorio… cuando tienen esa necesidad digamos que otro porcentaje (supongamos un 10%) deciden comprarte , es decir, 4 personas.

Esto es un embudo. Entraron 1000 te compran 4.

Falsos mitos de la venta

Habitualmente siempre hemos pensado que para vender más tenemos que llevar a más personas a nuestra página de venta (si nuestro negocio es online) o tenemos que tener más conversaciones con más prospectos. En parte los que defienden esto tienen razón. Es una cuestión de estadística: si hablas con 10 personas y cierras 1 venta para cerrar 3 ventas tendrás que hablar con 30 personas. Lo que pasa es que nuestro día tiene 24 horas (el mío por lo menos) y no tengo tiempo material para hacer 1000 llamadas o 100 visitas al día.

La única manera de superar estas restricciones es: o delegamos y ponemos a otros a trabajar para nosotros o automatizamos procesos y liberamos tiempo.

Cómo poner a funcionar un embudo de conversión que funciona en modo mantenimiento

Poner a funcionar un embudo de conversión para conseguir clientes bien online bien offline puede ser un camino largo y engorroso. Construir un embudo es fácil si sabes como hacerlo. Si empiezas de cero puede resultar un camino tedioso. La razón: un embudo de conversión se compone de muchas piezas que tienen que encajar perfectamente.